Creación de un hábito
CREACIÓN DE UN HÁBITO, ¿QUÉ TENER EN CUENTA?

Escrito por Celedonia Ramón

7 agosto 2023

La creación de un  hábito empieza con tomar decisiones y ponerlas en acción para elevar tu calidad de vida.

Está muy extendida en occidente, la idea equivocada de que desarrollar buenos hábitos es algo muy difícil, porque queremos resultados rápidos. Y si no, no nos esforzamos.

Sin embargo es más sencillo, efectivo y gratificante de lo que parece.

Muchos viven sus hábitos y rutinas en piloto automático, como tareas obligatorias u obstáculos a superar. Pueden ser llevar a tus hijos a actividades extraescolares o hacer la comida.

Y se olvidan de que esos momentos son también vida.

Pero, si eliges darles a esos momentos tu atención y apreciarlos, sentirás la belleza y la alegría en tus hábitos y rituales diarios.

Cuando amas tus hábitos amas tus días, y cuando amas tus días amas tu vida.

¿Listo para convertirte en una persona más saludable?
Aquí te muestro algunas formas de crear buenos hábitos diarios, para cualquiera.

 

¿QUÉ SON LOS HÁBITOS?

 

Los hábitos son la suma de las decisiones que tomas cada dia, que te llevan a unas conductas que conviertes en acciones repetidas en el tiempo, integrándolas en ti.

Muchas son acciones automáticas diarias que realizamos. Tu vida se va modelando con tus hábitos.

Si sientes que algo en tu vida no está alineado con tus deseos y aspiraciones, es posible que debas dirigir tu atención hacia los hábitos que has llevado en tu día a día.

No has engordado por el último pastel que te has comido, sino por todos los que llevas comidos hasta hoy. No has conseguido ganar 10.000€ en un dia por el email que enviaste ayer, sino por todas las acciones acertadas que hiciste hasta ahora.

Sin embargo, muchas personas encuentran razones para justificar los malos hábitos que obstaculizan su crecimiento. Puede ser por miedo a no conseguir cambiarlos, a cambiar de identidad, etc, y sólo lo abordan cuando ya no pueden soportar la situación actual.

 

¿CÓMO CREAR UN NUEVO HÁBITO?

 

Cuando deseas incorporar un nuevo hábito, estás construyendo un nuevo camino neuronal en tu mente.

Cada acción te acerca más a la creación de este camino, y es el esfuerzo sostenido lo que lo fortalece.

Te doy un dato revelador: según las últimas investigaciones, se requieren aproximadamente 66 días, en lugar de los 21 que solíamos creer, para que un hábito se arraigue en nuestra vida.

La clave está en hacerlo de forma gradual, comenzando con uno por vez o unos pocos hábitos, y sumando más a medida que avanzas.

 

Creación de un hábito positivo

 

La creación de un hábito saludable tiene que ver con:

*ser honesto al preguntarte (sin juzgarte) qué hábitos de los que ya tenías eran buenos.

*Ser más consciente de tu estado interno, tu entorno externo y de las decisiones que tomas cada dia.

Darte cuenta de tus hábitos actuales y aceptarlos y comprender qué te lleva a esos comportamientos, es el primer paso para construir una base firme para edificar tus pilares poderosos.

Piensa en qué quieres mejorar y por qué, qué buenos hábitos quieres en tu vida.

Si no sabes el por qué quieres lo que quieres, la razón poderosa que te mueve a cambiar un hábito, no querrás esforzarte por conseguir sentirte de otra manera.

Al estudiar el comportamiento humano, he descubierto 3 elementos cruciales que diferencia a las personas exitosas de las que no lo son: han creado hábitos correctos con perseverancia, paciencia y determinación.

No rompes una piedra al golpe número 100, la rompes gracias a los 99 golpes anteriores.

¿Recuerdas cuando aprendiste a montar en bicicleta?. Al principio te caías y te frustrabas. Pero seguiste intentándolo hasta que llegó un momento en que guardabas el equilibrio automáticamente, sin pensar lo que tenías que hacer.

 

Robin Sharma, autor y experto en liderazgo, dijo:

Todo cambio es difícil al principio y desordenado en el medio, pero es hermoso al final.

 

Establecer un nuevo hábito no se trata sólo de saber qué hacer, sino de hacerlo consistentemente, creando un hueco en tu agenda cada dia.

Además,  es mejor si es un hábito por vez, para no abrumarte y rendirte si no obtienes rápido los resultados que quieres.

Crear hábitos implica reservar tiempo para ti mismo cada dia. Los cambios no son inmediatos, pero cada esfuerzo que inviertas es una ganancia para tu crecimiento y bienestar.

#Un truco

Para crear un nuevo hábito, busca en tu interior una asociación de señal, un post-it donde más lo veas, por ejemplo, y recompensa (algo saludable que quieras mucho).

Con el tiempo, tu mente comenzará a asociar la señal con el hábito deseado.

Además, no subestimes el poder de la recompensa. Al brindarte a ti mismo una recompensa saludable cada vez que logres el hábito, estás fortaleciendo la conexión positiva que tienes con él.

Creación de un hábito 2

Unos buenos hábitos son:

 

🌱Las decisiones diarias que eliges y que te ayudan a progresar en tu vida.

🌱Modelos de acciones que mejoran tu salud o bienestar general.

🌱Las influencias positivas que ejerces en tu entorno, según las decisiones acertadas que escoges (y, que a la vez, tu entorno te devuelve de forma positiva).

Esto es fundamental para tu desarrollo personal.

Aquí te dejo unos ejemplos:

ATENCIÓN PLENA

Es tener el hábito de tomar consciencia, observar, escuchar (sin juzgar), enfocar tu atención en darte cuenta de tu entorno, de lo que piensas, validar lo que sientes o intuyes. Tendrás un profundo conocimiento de quién eres.

DIETA

Y no me refiero sólo a hábitos alimenticios, sino también informativos, de relaciones, etc.

Cambia un trozo de tarta por una manzana, ver un noticiero negativo por uno beneficioso, alguien que te drene energía por alguien que sea tu vitamina.

EJERCICIO

Natación, yoga, gimnasio o caminar, escoge la que mejor se adapte a ti y añádelas de una en una. Conseguirás tener mejor salud en general.

MEDITACIÓN

No se trata de dejar la mente en blanco, sino tener la consciencia de dónde te encuentras aquí y ahora o entrar en estado de flujo mientras corres, cocinas o pintas.

Tendrás una mayor concentración, sintonía, conexiones, aprecio, compasión, comprensión o claridad en tu vida diaria.

 

Desarrolla buenos hábitos tomando una decisión acertada tras otra hasta que tus comportamientos y acciones se conviertan en tu nuevo estilo de vida.

Si buscas una meditación para empezar o acabar tu día, puedes escuchar ésta mía.

Y si deseas pofundizar más sobre hábitos, en mi libro ¿Y si pudieras crear la vida que anhelas?, encontrarás una guía paso a paso para la creación de un hábito y mucho más.

¡La vida que deseas está a tu alcance!

POR QUÉ NO PUEDES DECIR NO

 

Una encuesta realizada en 2022 por YouGov , firma internacional de investigación de mercados y análisis de datos, reveló que el 49% de los estadounidenses se consideran muy complacientes, y las mujeres más que los hombres.

¿Te da qué pensar?

 

Hay 3 razones muy comunes para no decir no:

*Entorno

Tal vez, de niño fuiste  criado en un ambiente donde no le daban importancia a tus necesidades emocionales de sentirte visto, escuchado y valorado.

*Relaciones

Pensar que no tienes a alguien que te dé lo que necesitas, hace que inconscientemente te conviertas en la persona que cuida a los demás para que te quieran.

*Inseguridad

Sentirte inseguro en una relación. Prefieres no mostrarte en tu esencia porque  a nivel subconsciente temes que tus relaciones acaben si pones límites y te das prioridad a ti mismo.

 

Es crucial entender las consecuencias que conlleva a largo plazo drenar tu energía de esta manera. Cambiar las creencias que ya no te sirven de tu cableado neurológico te cambiará la vida. No ocurre de la noche a la mañana, pero es totalmente posible.

importancia aprender decir no lograrlo 2

CÓMO APRENDER A DECIR NO

 

Decir no, es autoafirmación y autodisciplina. Bienestar mental y emocional.

Si ya has admitido que has enfocado tus relaciones en complacer a los demás e ignorarte a ti mismo, aquí te dejo algunas ideas para liberarte de ese patrón y profundizar en ti:

 

  • Establece límites claros.

Aprender a decir no te permite establecer límites saludables en tus relaciones y actividades,  desarrollando así tu autoestima, respeto hacia ti mismo y tu amor propio, aunque no puedas controlar cómo se lo tomarán los demás.

Cuando estableces límites claros, las personas a tu alrededor saben qué esperar y pueden confiar en ti.

Ahorra energía para ti al empezar por cosas pequeñas que no quieras hacer, como ir a cierto restaurante, o sé tú el primero en sugerir, con empatía y  asertividad, dónde vais a ir.

Poco a poco desarrollarás tu resiliencia y te irás sintiendo más cómodo con cada no que digas.

Al decir no a las cosas que no te aportan, liberarás tiempo y energía para lo importante.

 

  • Fomenta la seguridad en ti mismo.

Algunas veces te puede dar miedo ocupar tu espacio con tu propia voz en una relación.

Pero si te detienes a pensar en las consecuencias que tendría vivir tu vida, en unos meses o años, sin ser tu yo auténtico, te pones las pilas y empiezas poco a poco a quererte, respetarte y autocuidarte más.

 

  • Conoce tus sombras

 Es más fácil complacer a los demás que mirar hacia dentro de uno mismo, por temor a que no te guste lo que veas.

Muchas veces se trata de sentimientos acumulados que al final estallan. Por eso no queda otra cosa que hacer introspección y ver si son heridas sin sanar que requieren tu atención y amor.

Sin embargo, puede que te des cuenta de que no es tan malo lo que te encuentras, o que incluso te gusta.

Este proceso de autodescubrimiento es fundamental para un desarrollo personal contínuo.

 

  • Trae conciencia a tu vida

 Sencillamente presta atención a cómo te sientes cuando tienes que decir no, pero ves que te estás dejando llevar por los demás para decirles sí a algo que no quieres hacer.

Aprender a decir no reduce los niveles de estrés y te ayuda a mantener un equilibrio emocional y mental.

Detecta ese modelo mental antiguo que ya no te sirve y sácalo de tu vida.

 

  • Ten una mentalidad imbatible

 Me refiero a tener la paz mental que te proporciona el amor propio, ese amor que no necesitas que me den los demás, porque te lo das a tí mismo.

Lo que consigues además, es que lo que lo que los demás digan o hagan no te moleste.

El objetivo es que te gustes a ti mismo sin estar pendiente de recibir elogios de los demás.

La aceptación de quién eres a cada instante te dará paz mental y empezarás a atraer conexiones auténticas y, a veces, cosas sorprendentemente inimaginables.

SUBE DE NIVEL

 

El autoconocerte primero es esencial para comenzar a vivir como siempre has querido. Así que, deja de frecuentar a la gente, circunstancias y comportamientos que ya no son útiles para tu vida para seguir avanzando.

 

Si quieres inspirarte o guiarte de forma práctica, para decir no y acercarte más a tu grandeza, te recomiendo el tercer volumen de mi trilogía, “¿Y si pudieras crear la vida que anhelas?”.

¡Gracias por leerme!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.